Pamplona

Lo primero y antes de empezar, muchas gracias por visitar nuestro blog. Os vamos a contar nuestro viaje a Navarra, tanto nuestra estancia en Pamplona como los cientos de kilómetros que hicimos recorriendo la provincia. 

Antes de nada vamos a ponernos en situación, Navarra es una Comunidad Foral al norte de la península y que se encuentra entre los Pirineos, el País Vasco, La Rioja y Aragón por lo que la riqueza cultural es enorme.

¿Dónde alojarse en Pamplona?

Nosotras cogimos Pamplona como base para nuestro viaje y allí decidimos hospedarnos durante los 6 días que duraron nuestros periplos por esta preciosa comunidad. Nos decidimos por Pamplona porque estaba bastante bien ubicada dentro de la provincia y por lo tanto nos iba a permitir ir tanto al norte como al sur sin hacer una gran cantidad de KM. Elegimos el Hotel Pamplona Catedral un hotel situado muy cerca de la Catedral de Pamplona y dentro del Casco Histórico de la ciudad, en nuestro caso decidimos elegir este hotel porque queríamos visitar Pamplona pero tampoco tener que desplazarnos mucho para ir al centro de la ciudad. 

Un dato importante y que para nosotras era fundamental a la hora de elegir el hotel es el parking, en Pamplona, al igual que en muchas otras ciudades tienen el estacionamiento regulado por lo que había que estar pendiente de poner el ticket de la hora o aparcar lejos del casco antiguo. Si para vosotros esto no es un problema tenéis la opción de dejar el coche en la zona más nueva de Pamplona y podéis ir caminando hasta el centro. Os dejamos este link que nos parece muy útil proporcionado por el Ayuntamiento de Pamplona donde podéis ver donde están los parking gratuitos o los que son de pago. 

Volviendo a nuestro viaje, nosotras dejamos el coche en el parking del hotel ya que además nuestros días empezaban muy pronto, a las 7, 7:30 de la mañana ya estábamos con la mochila puesta.

Vistas desde la habitación del hotel

Los hoteles en Pamplona por regla general no son muy caros, unos 50€ la noche en hoteles u hostales bastante céntricos y bien comunicados, desde luego hay variedad para todos los bolsillos, siempre que no elijáis las fechas de San Fermín que los precios pueden incrementarse muchísimo.  Nosotras utilizamos Booking para las reservas de nuestros viajes. Aun así también os dejamos el link del Hotel al que fuimos por si os pudiera interesar. El primer link es el hotel al que fuimos y el segundo es otro de los hoteles que estuvimos mirando porque es muy céntrico y tienen parking, no propio pero si tienen convenio con uno muy céntrico, finalmente nos decidimos por el primero porque en la época en la que viajamos estaba muy bien de precio.

http://www.booking.com/Share-B1fIbk

http://www.booking.com/Share-mvzl7SN

 

¿Qué ver en Pamplona?

Nos sorprendió bastante Pamplona, es una ciudad pequeña, pero tiene un encanto muy especial. Nuestro hotel se encontraba muy cerca del centro a unos 5 minutos a pie de la famosa calle Estafeta o de la plaza del ayuntamiento de Pamplona que es imposible no imaginarlo lleno de gente en el famoso pregón de San Fermín, donde cada 6 de Julio se reúnen miles de personas para dar comienzo a una de las fiestas más reconocidas a nivel internacional. 

AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA:

La fachada del ayuntamiento es muy bonita con unas esculturas muy simbólicas entre las que podemos encontrar a la justicia y a la prudencia dos normas que siempre deben regir cualquier organismo público y en la parte superior dos figuras de Hércules simbolizando la fuerza, por últimos encontramos la figura de la Fama, elemento que siempre debe acompañar a la ciudad para darle reconocimiento. 

Cualquier mes del año excepto la semana de San Fermín hay muchas terrazas donde tomarse un café y apreciar la belleza de esta fachada, no os asustéis que los precios son muy normales, nosotras nos tomamos un par de cafés y siendo una terraza en plena plaza del ayuntamiento pensábamos que nos iba a costar bastante más caro, fueron 2€ cada café. 

BASÍLICA DE SAN LORENZO Y PARQUE DE LA TACONERA

Seguimos el recorrido atravesando calles llenas de tiendas, y llegamos a una basílica, la basílica de San Lorenzo, se podía entrar gratis, y ahí estaba San Fermín el patrón de la ciudad.

El horario de esta capilla es de 8:15 a 12:30 y de 17:30 a 20:30. Sin duda merece la pena venir a verla ya que es artísticamente muy bonita.

Al salir de la basílica nos encontramos un parque, pero no un parque normal o al menos nosotras no estábamos acostumbradas a encontrarnos parques con CIERVOS en sus jardines, es el parque de la Taconera, uno de los más importantes de la ciudad y en el que viven Ocas, Cisnes, Patos y por supuesto ¡ciervos!.

Además del momento y de nuestra cara al ver los ciervos dentro del parque, las vistas de la ciudad desde el parque son muy bonitas, al final hay una zona de césped y bancos donde te puedes sentar a admirar el atardecer.

 

RECORRIDO SAN FERMINES

Una vez se iba poniendo el sol decidimos volver al centro para ver dónde podíamos ir a cenar pero al ir bajando desde el parque nos encontramos con la zona destinada a guardar los toros en San Fermines, seguramente esto tiene un nombre pero nosotras no estamos muy puestas en la jerga taurina así que lo dejamos como “lugar donde se guardan los toros”, justo unos metros más allá nos estaba esperando la figura de San Fermín, esta figura es muy importante durante los encierros ya que los corredores se dirigen a él con un periódico enrollado en la mano y cantando la famosa canción de San Fermín: 

“A San Fermín pedimos,

por ser nuestro patrón,

nos guíe en el encierro

dándonos su bendición”

y así con esa energía hicimos el mismo recorrido que hacen los corredores en San Fermines, aquí os dejamos un pequeño mapa con el recorrido. 

Terminamos como veréis en la plaza de toros donde hay una escultura del escritor Hemingway un apasionado de la ciudad de Pamplona, tanto es así que se ofertan rutas basadas en Hemingway y en los sitios que él frecuentaba.

Nosotras no hicimos esta ruta a drede pero con que visitéis la ciudad seguramente veréis y pasaréis por muchos de los sitios que frecuentaba este ilustre personaje

Una de las partes fundamentales del recorrido de los Sanfermines es la famosa Calle Estafeta, esta calle es, al menos para nosotras, el corazón de Pamplona, todos sus bares de pinchos, sus tiendecitas con productos típicos como Chistorra, (en el Post de Navarra os contamos nuestra historia con la chistorra) o chocolate.

Si seguimos recorriendo esta calle y giramos a la derecha aparece una de las esculturas más sorprendentes de Pamplona, un tributo a los corredores de Sanfermines, sin duda es una escultura que hay que ver. 

PLAZA DEL CASTILLO

La plaza del Castillo es una de las zonas más concurridas de Pamplona, no debemos olvidar que la capital Navarra es una de las ciudades con más población universitaria y en este tipo de plazas llena de bares y locales de ocio se nota mucho.

Aquí es donde se encuentra uno de los locales más emblemáticos de la ciudad, el Café Iruña que en la parte de “Donde comer” os lo contaremos. 

En esta plaza siempre podemos encontrar algún músico que le da un toque muy especial y crea un ambiente que invita a quedarse.

 

¿Donde comer en Pamplona?

He aquí una de las cosas más importantes de los viajes, y nosotras os vamos a contar nuestra experiencia comiendo en Pamplona. Como buenas amantes de la gastronomía nos dispusimos a probar los famosos pintxos, que son muy típicos en esta zona y que la verdad nos encantan!.

Hay multitud de variedad de locales, estilos y tipos de bolsillos. Existe la posibilidad de cenar en un asador con un menú cerrado de alrededor de 30-40€ por persona como la opción de ir de uno a otro probando pintxos variados.

Esta última fue la opción que nosotras elegimos para nuestra estancia en Pamplona y en uno de nuestros paseos buscando sitio para cenar encontramos un lugar muy cerca de la plaza del Ayuntamiento que se llama: Iruñazarra, un local bastante grande, con una decoración cuidada y con un personal tan amable que repetimos varios días porque desde luego los necesitas si quieres probar toda la carta de pintxos, nosotras lo conseguimos. 

Un dato importante, tienen Estrella Galicia y esa cerveza nos hace decidirnos!.

Os dejamos un ticket de uno de los días para que os hagáis una idea del precio.

Para desayunar uno de los días decidimos probar el famoso “Café Iruña” que está situado en la plaza del Castillo, no es barato de hecho nos tomamos un café con leche, un té y dos tostadas y nos costó 8€ dentro del local, que no era en la terraza.

Si que es cierto que es un local bonito y que se merece una visita pero nos pareció algo caro.

 

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*